Quality travel from Cronosair and Ecuatorial Guinea attractions

5 top attractions you must see for all travelers? The southernmost and easternmost of the national parks in Equatorial Guinea, Altos de Nsork is set deep in the West African wildernesses of Rio Muni. Established in 2000, the vast reserve encompasses more than 700 square kilometers of land, offering some of the most untouched jungle and highland ecosystems in the region. There aren’t many visitors to this far-flung section of the nation, but those who do come can hike through paths cut out by forest elephants, wonder at the great biodiversity of plants, spy out mandrills and black colobus monkeys in the trees, and even rare buffalo in the woods.

Last but not least comes little Utonde on the Atlantic coast. With easy access to the runways of Bata Airport and long stretches of largely undeveloped white sand along its edge, it’s hardly a surprise that it’s here where some of Equatorial Guinea’s most ambitious tourism development projects are taking hold. Mega resorts are planned, with infinity pools and private beachfronts, while there’s also connections to the sprawling 330 square kilometers of land that is the Rio Campo Reserve, spread out over Fang tribal hamlets and wetlands near the Cameroonian border to the north.

Shimmering sands edge out of the emerald mangroves; untrodden; undeveloped. Cities like Bata pulse with fishing fleets and the stench of new oil wealth. Malabo, the capital, languishes off on Bioko island, its lively locals still in awe of the great calderas and turtle-peppered beaches that abound nearby. No stranger to troubles (EQ has had coups and economic strife aplenty), this land on the haunch of West Africa promises intrepid adventure and wildlife to break the bucket-list in two! Read more details on https://cronosair.blog/.

For our spanish guests :

Ah, las vastas áreas silvestres del Parque Nacional Monte Alén: quizás el área más importante de belleza natural excepcional en África occidental de la que nunca has oído hablar. Y aunque las selvas húmedas y los cursos de agua del río Uoro siguen siendo una opción fuera de lo común, los que vienen están cosechando las recompensas: senderos de trekking vacíos; paquetes de safari personales y una experiencia incontaminada de la selva africana: ¡solo tres aspectos que me vienen a la mente! Aquí hay kilómetros y kilómetros de senderos mantenidos, junto con más vida salvaje de la que puedes sacudir en un plato de pollo ecuatorial con mantequilla de maní. Piensa en ranas goliath, gorilas, elefantes, cocodrilos y chimpancés súper raros …

La puerta de entrada a la región costera de Río Muni y los sinuosos canales del poderoso río Benito, el más largo del país, la ciudad costera de Mbini cuenta con excelentes vistas sobre los estuarios que chocan con el Atlántico aquí. Al mismo tiempo una ciudad de pesca marina y fluvial, es quizás uno de los mejores lugares para probar los famosos mariscos de Guinea Ecuatorial. También hay una gran cantidad de hoteles turísticos para relajarse, una hilera de playas arenosas y polvorientas y algunos panoramas geniales de los picos de Monte Alén en la distancia (¡solo en días despejados!).

Ubicada entre la frontera con Camerún y las tierras altas que forman el corazón de Río Muni, la Reserva Natural Monte Temelón es una de las secciones más olvidadas del país que están listas para explorar en EQ. Es mejor conocido por su gran variedad de fauna, que se extiende por más de 1.200 kilómetros cuadrados en grandes extensiones de vegetación. La niebla se encuentra con las copas verdes sobre los árboles, mientras que los cocodrilos acechan en las orillas fangosas de los ríos que abundan. Otros vendrán a ver el raro pangolín gigante que es endémico aquí. Leer extra información en Billetes de avión Cronosair.